En este post te sigo hablando de la batería, aunque hoy le toca el turno a la batería electrónica. GarageBand te ofrece 3 opciones, una de DRUMMER y otras dos del instrumento PERCUSIÓN: Smart Drums y Secuenciador. Estas dos últimas te las mostraré en futuros post. Hoy me voy a centrar en la opción que te ofrece DRUMMER.

1. Al igual que ocurre con la batería acústica, al seleccionar la versión electrónica de DRUMMER, comprobarás que la aplicación ha creado automáticamente un ritmo por ti, el cual puedes cambiar por completo, como te mostraré en un momento.

2. En primer lugar te aconsejo elegir el músico que quieres que toque la batería electrónica por ti. Para ello pulsa sobre el icono del músico. GarageBand te ofrece la opción de elegir entre los siguientes 5 músicos: Leah, Jasper, Maurice, Dez y Magnus, cada uno de ellos con distintos estilos y sonidos. Te recomiendo que los pruebes todos, pues estoy seguro de que encontrarás el perfecto para ti.

3. Junto al icono del músico, existe un rectángulo con 8 ritmos bastante distintos entre ellos para tu elección.

4. La batería electrónica está compuesta por el bombo, la caja, un timbal, charles, platos, baquetas, bongos, pandereta, palmas, maracas, así como algún efecto de sonido. Puedes activar o desactivar los citados componentes, tan solo tienes que pulsarlos para activarlos o desactivarlos.

5.    Cuando los instrumentos están activos, su nombre aparece en el lateral derecho y puedes elegir la relevancia que tenga cada uno de ellos dentro del ritmo, subiendo o bajando sus correspondientes reguladores. Como es lógico, a mayor número, mayor relevancia del instrumento en el ritmo.

6. Además de todas las opciones anteriores, GarageBand te ofrece la oportunidad de variar el ritmo seleccionado y hacerlo más Sencillo, Suave, Ruidoso o Complejo. Tan solo tienes que colocar el círculo amarillo junto a la zona o entre las zonas que tu prefieras.

7. Relleno es una opción que te deja elegir la cantidad de redobles quieres en tu ritmo, desde pocos cuando está situado a la izquierda, hasta muchos cuando está situado a la derecha. Tu decides que nivel de protagonismo quieres que tenga la batería.

8. DRUMMER puede ajustar su ritmo al de otro instrumento que hayas grabado previamente, como la guitarra, el bajo, etc. Al activar esta opción podrás elegir a qué instrumento quieras que siga. Lo más habitual es que la batería siga el ritmo del bajo o viceversa.

VENTAJAS

  • Su funcionamiento es muy fácil e intuitivo.
  • Tienes muchas opciones de sonidos y ritmos. Estos últimos los puedes variar en gran medida.

DESVENTAJAS

  • Aunque tiene infinidad de ritmos y estos pueden ser personalizados, no tienes el 100% del control, lo que se traduce en que en alguna ocasión puede que no encuentres el ritmo necesario y tengas que conformarte con uno similar.

En el próximo post te hablaré de la tercera opción que nos ofrece DRUMMER: la percusión.

¡Que la música siga sonando!

José Luis Argent